Para los Floridianos, los Préstamos Escolares Permanecen Después de la Bancarrota